jueves, 24 de abril de 2008

24 dias

Eso es lo que nos queda para hacer el examen de sexto dan de mi profesor delante del tribunal. Después del fracaso del año pasado, pensé que no volvería a ilusionarme con el trabajo, pero ya estamos aquí y no hay vuelta a atrás. Esperemos que el resultado sea mejor que el del julio pasado y consigamos convencer a los jueces de que el trabajo planteado es merecedor de obtener el sexto dan.
Es curioso, cuando después de estar preparando un examen de grado durante mucho tiempo escuchas la valoración del tribunal, el grado de decepción del "no apto" no es equiparable al grado de satisfacción del "apto". Cuando apruebas te vas con la satisfacción del deber cumplido y la alegría te dura apenas unas horas. Por contra, cuando suspendes, te pasas días rumiando el fracaso, pensando que hiciste mal, en que te pudiste equivocar.
Creo que si todo sale como lo estamos entrenando podremos resarcirnos y salir del tatami con esa sensación del deber cumplido, tomarnos una caña y volver a la rutina.

3 comentarios:

Miguel dijo...

Mucha suerte !

Todavía os da tiempo para bastante. Son tres semanas y media.

evaristo criado dijo...

Animo con los entrenamientos y mucha suerte,seguro que lo haceis bien

Chemi Martín dijo...

vamos chavales, dadle caña al examen, que esta vez seguro que triunfais. Esperamos noticias desde aqui.